Si me lo permiten,  presentaré a modo de pincelada parte del pasado, del presente y del futuro de nuestra empresa VadeAguas.

 

Su nacimiento se remonta al año 1986, bajo el espíritu emprendedor de mi padre, Enrique Santana; que me enseñó lo que no está en los libros y del que admiro su visión de futuro y el esfuerzo del que cree en verdaderas posibilidades en cada reto que se presente. Gracias a él nace VADEAGUAS, empresa familiar que se lanza a la aventura del mercado hotelero y en el difícil mundo del agua; considerando así, de vital importancia mi paso por la facultad de Químicas.

Al llegar el año 2000 tomo el relevo de mi padre y la empresa queda organizada como Sociedad Limitada, donde actúo como gerente administrador de la formalizada AGUAS CANARIAS I+D, S.L. Con el paso de los años, hemos seguido trabajando con el espíritu de mejora: nueva nave, más equipamiento, … y sobre todo, más equipo humano. Somos una empresa consolidada no por azar, sino gracias al trabajo diario y a la fórmula de las tres pes: perseverancia, paciencia y pasión.
Por tal motivo, podemos presumir de contar en cartera con cadenas hoteleras de reconocido prestigio, industrias, aeropuertos, centros comerciales… desarrollando nuestro campo de acción en todas las Islas Canarias.

Respecto al futuro, somos muy optimistas, con mucha confianza en el trabajo serio y responsable que venimos desarrollando, apostando por el I+D+I, con mejoras tecnológicas vía Internet, … es decir, un camino apasionante, con nuevos retos y con muchas ganas de demostrar que si lo que hay es bueno, siempre se puede mejorar un poquito más…

LOGO EMOTICONO VADEAGUAS